Mi mejor empleado

Tengo un empleado que se cree que trabaja en una startup de Silicon Valley.

Que sin las mejores condiciones de trabajo no rinde, dice.

Me pide horario flexible, porque quiere tiempo a medio día para pasear al sol y echarse una siesta de vez en cuando. Quiere snacks saludables y café de calidad, descafeinado también, siempre disponible. Y quiere salir pronto para ir a hacer deporte por las tardes y estar más con su familia y amigos. Y poder gastarse el presupuesto de formación en cualquier cosa que llame su atención, relacionado con el trabajo o no. Se pasa casi todo el día sin prestar atención a sus emails y mensajes y no tiene reparos en rechazar reuniones que no le apetecen. A veces incluso pide tiempo para sus asuntos personales y se lo tengo que dar, sin discutir, cualquier día a cualquier hora.

Pero si hasta he tenido que leer libros para entenderlo y tratarlo mejor, que a veces parece que la que trabaja para él soy yo.

Que por qué no lo despido, te preguntarás.

Es que hay una cosa indiscutible: es el mejor.

Cuando le doy todo lo que pide es imbatible. Tiene visión estratégica y capacidad de producir el trabajo de la mejor calidad, incluso en poco tiempo. Se adapta a cualquier tipo de proyecto. Siempre aprendiendo, siempre optimizando procesos. Supera todas las expectativas y mejora todo lo que toca en cualquier ámbito de mi vida. No solo me consigue más dinero del que necesito; también me da satisfacción, me motiva, me conecta con las personas a mi alrededor, me hace sentir realizada y feliz con los proyectos que sacamos adelante.

Ese empleado es mi cerebro.

Y ha decidido que tocaba pasar de la vorágine de correos y mensajes constantes, de dedicar demasiado tiempo a las cosas que no son esenciales para sus objetivos, de dejar que otras personas decidan por él en qué tiene que invertir su energía.

Hoy ha preferido enfocarse en crear este blog porque dice que tiene un mensaje para ti: que en el mundo del trabajo del conocimiento hay otra forma de hacer las cosas, y que es mejor.

Y tú, ¿cómo cuidas a tu mejor empleado?

2 comentarios sobre “Mi mejor empleado

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s